De las comunas freudomarxistas al loft neoyorquino

¿Vivir en comuna? Viajamos hasta los años 40 donde las comunas rusas revolucionarias comenzaron con una forma de vida liberal conviviendo en masas y absorbiendo las nuevas formas de organización social que ya habían experimentado los primeros socialistas y algunas sectas religiosas puritanas. Pero, no es hasta veinte años después cuando será utilizada como la forma de habitar de la generación” beat” americana formada en su mayoría por grupos de pintores en la ciudad de Nueva York.

hippies

Esta forma de vida fue trasladada a la vida profesional y a la forma de trabajar a través de una convivencia que daba sus frutos mediante el trabajo colectivo, la puesta en común y las reuniones y fiestas sociales de la época hasta altas horas de la madrugada.

generacion beat americana_años 60_comunas_viviendas_iñaki abalos_la buena vida

Como máximo referente de esta tipología tanto de trabajo como de vida encontramos el puesto de trabajo que Andy Warhol generó a lo largo de los años 60 y que tanto dio que hablar. Me refiero, sin duda alguna, al estudio del propio artista: The Factory, situada en la ciudad de los rascacielos, en el 231 de la calle 47 este desde 1963 hasta los siguientes cuatro años posteriores.

warhol

En este espacio creativo, Warhol luchaba por convertirse en maestro de todas sus artes: pintura, publicidad, fotografía, diseño, música, cine… con una mirada sarcástica de observar las cosas, una imaginación única, una inagotable curiosidad y un retorcido sentido del humor bajo una personalidad pública muy reservada. Con todos estos ingredientes, Warhol creo una nueva forma de ver y vivir el arte.

IMG_5057

Es en esta época cuando se empieza a hablar del “Loft”. Un concepto de vivienda iniciado por la ocupación de almacenes y talleres industriales por partes de los artistas de los años 60, planteando su reconversión como viviendas y estudios.

Warhol-Factory-1

Iñaki Ábalos, en su libro de “La buena vida”, describe perfectamente el loft como “una forma de habitar alternativa, una forma de pensar, proyectar y vivir en nuestro tiempo.” Un tiempo siempre actual, ya que después de 50 años, es la tipología moderna por excelencia. Habitar, pensar, proyectar y vivir son exactamente los valores que persigue el centro para crear cada uno de los habitáculos de cada uno de los jóvenes que formen parte del centro.

Andy Warhol (on floor, with video camera) with Dotson Rader, Holly Woodlawn,

El propulsor para llegar a esta nueva tipología de vida se produjo por la huida de la familia, de lo correcto, de la pareja estable, de los horarios estipulados, de la rutina y de cualquier tipo de imposición. Las personas que compartían este estilo de vida se desenvolvían dentro del mismo grupo social, en el que no hay ningún tipo de estructura jerarquizada que otorgue más o menos poder a cualquiera de sus miembros, desencadenando en una vivienda abierta a invitados para organizar fiestas y reuniones sociales para fomentar la comuna social que tanto persiguen. Siempre con el objetivo de trabajar colectivamente y primarlo sobre otros aspectos como la intimidad, el orden o el confort.

andy warhol silver factory

Al fin y al cabo el loft se concibe como una especie de casa-taller de grandes dimensiones, normalmente eran espacios industriales o almacenes de finales del S.XIX, por ello se situaban en el centro de la ciudad dentro de una estructura de pisos. El colectivo que llegaba a ocupar estos espacios se apropiaba de ellos para cambiarles radicalmente la identidad y reflejar su personalidad sin ningún tipo de programa previamente establecido. La apropiación será el concepto básico que girará en torno al loft, los habitantes se apropian del espacio, de las experiencias vividas colectivamente y de la propia ciudad al instalarse en las zonas abandonadas.

5a3b676ac67d9672_large

El desorden será otro de los aspectos más visibles, tanto el desorden formal como el espacial, ya que cualquier espacio puede mutar y dar función a otro tipo de necesidades. Una vitalidad absorbida de tal modo que el loft nunca descansará y siempre estará dispuesto a la creatividad de sus habitantes, sin marginaciones ni ningún tipo de principio ideológico.

Espacialmente se resuelve sin una fragmentación jerarquizada o privada. No hay divisiones, sino que se concibe como un contenedor neutro. Con una estética protoindustrial y una materialidad reciclada y descontextualizada.

* Fuentes: Famosa durante 15 minutos: mis años con Andy Warhol, La buena vida, Mi filosofía de A a B y de B a A

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s