Buscando el gato negro en la arquitectura

cartel cabaret char noir ilustracion francesa  Raro es pensar en positivo si te hablan de un gato negro. Pero si nos remontamos a más de cien años y contemplamos la litografía del diseñador Steinlen que anunciaba el cabaret francés “Le Chat Noir” vemos que algo positivo tienen los gatos negros. Su proporción desmesurada sobre el rótulo que compone la lámina lo dota de una importancia y un carácter singular que perdura en la memoria del observador.

Trasladando ese gato negro a la arquitectura, analizaré los siete proyectos vistos en clase desde mi perspectiva para valorar aquello con lo que podríamos trabajar en el grupo y podría encajar en el próximo proyecto de mirador.

 

1. Adalberto Libera. Casa Malaparte, Capri, 1937

La casa Malaparte sería una de mis últimas elecciones como vivienda habitable, su aspecto de búnker ensimismado y con ese aspecto monumental para el lugar en el que se encuentra hace difícil su comprensión. Una vez analizada y sabiendo las necesidades del habitante (un escritor  expreso de la cárcel) se consigue  entender muchas de estas peculiaridades.

Casa_malaparte-planta_primera_plano

De esta casa roja, como las casas pompeyanas históricas,  me quedaría con la gran escalinata que arranca desde la lejanía y llega hasta la cubierta de la casa adaptándose a la geometría con la que se va encontrando por el camino para desencadenar en una plataforma con vistas al Mar Mediterráneo y envuelto de toda la naturaleza que le rodea.

2. Marcel Breuer. Cottage Chamberlain, Wayland, Massachusetts, 1941 + Cottage Caesar, Lakeville, Connecticut, 1952 + Cottages en Cape Cod, Massachusetts, 1945-1963

La Cottage ideada por Breuer es pensada como una residencia de verano que vive de la relación con la naturaleza que la circunda. Asume el paisaje y considera la arquitectura como algo racional, en contraposición a la propia naturaleza, por lo que no debe semejarse a ella.

Cottages_marcel breuer_pequeñas viviendas_naturaleza_bosque_paisajismo

La estructura de pilotis que utiliza para elevar la construcción sobre el terreno en el que se asienta hace que la propia obra mantenga un diálogo con la naturaleza dando la sensación de flotar sobre el paisaje. Además, consigue que el habitante mire hacia el terreno gracias a la elevación en la que se encuentra.

3. Paul Rudolph. Casa Finney, Siesta Key, Florida, 1947 + Casa Cocoon, Siesta Key, Florida, 1950 + Casa Walker, Canibel Island, Florida, 1952-1953

Las casas de Rudolph destacan por la simplicidad en su zonificación distribuida de acorde a la estructura modular que desarrolla. Son además interesantes por el desarrollo de los detalles técnicos, por esa tecnología constructiva que desarrolla. La construcción de las cubiertas es todo un trabajo de ingeniería.

casa paul rudolph analisis arquitectura

Éstas a veces se pliegan o  se esconde, otras posan sobre la construcción  por su propia curvatura catenaria. Distintos mecanismos hacen que el habitante disfrute del entorno próximo, del clima de la región y sobretodo del paisaje que le rodea.

5. Juan Navarro Baldeweg. Casa de la lluvia, Liérganes, Santander, 1979

La primera vez que vi la casa de la lluvia dudé mucho de la época en la que se habría construido, nunca hubiera imaginado que se trataba de una construcción de los años 80 realizada por un arquitecto.

casa de la lluvia baldeweg refugio vivienda años 80 arquitectura española

Este refugio de la lluvia tiene su encanto escondido en días especiales, cuando la casa suena y el habitante percibe de cerca la naturaleza que la rodea, porque la casa cuando llueve se transforma. Cambia sus colores, sus texturas y resuena para tener presencia en medio de la nada.

6. Alejandro de la Sota. Urbanización, Alcudia, Mallorca, 1983-1984

La sombra es en este caso mi gato negro de la casa. La sombrilla de playa echa casa, el diálogo con el espacio exterior e interior hace que uno se enamore de esta construcción. Podría tratarse de una casa patio, pero la función que se desempeña va más allá y creo que cumple una función excelente para los habitantes de esta vivienda.

alejandro de la sota arquitectura mallorca la alcudia casas patio vistas al mar isla

7. Javier García Solera. Muelle y edificio de servicios en el puerto de Alicante, 1998-2000

El volumen que crea Solera a orilla del mar sale sobre la línea de costa manteniendo el paseo limpio al tránsito y ampliando las vistas hacia el mar. La inexistencia de límites entre el propio edificio y el mar hace que el visitante perciba de cerca el entono costero.garcia-solera_arquitecto-muelle cafeteria alicante-mirador

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s